Asociación Cultural Fuco Buxán

La dignidad de los ‘nadies’

Lejos queda ese 15 de mayo en el que se comenzó a gestar la proclamación de la dignidad de los nadies. A legitimar los asentamientos a pie de calle para reclamar una regeneración democrática. El movimiento cívico del 15-M revolucionó las agendas políticas y mediáticas de todo el mundo. España estaba siendo pionera, ejemplo y objeto de estudio. Tres años y medio después,  no se puede entender ningún movimiento social, ni siquiera Podemos, sin el movimiento de los indignados. Un ejemplo de ello es el 22 de Marzo de 2014. Varias columnas del territorio español se vertebraban para formar las Marchas de la Dignidad. A partir de esa fecha, hasta este sábado 29 de Noviembre, las Marchas han reunido en espacios públicos a infinidad de ciudadanos de diferentes situaciones socio-laborales y perspectivas vitales. Pero los han mantenido en armonía tres mismos objetivos: Pan, Traballo e Teito. 

A grito de ‘Pan, traballo e teito’ Obradoiro fue ocupado por la Columna Galega das Marchas da Dignidade.

A las 11:58 entraba en la Plaza de Obradoiro un primer grupo encabezado por Yolanda Díaz (AGE), seguido de otras pancartas y una frase que rezaba: “Imos queimar, imos queimar a Conferencia Episcopal. Por machista e patriarcal”. Las cinco columnas que provenían de diferentes puntos de Compostela habían llegado al fin de su propio camino. El llenazo fue súbito. Un gran palco acogía a diferentes intérpretes que pusieron música a la ocupación de la plaza.

© Alba Casais
© Alba Casais

La columna más larga hacia Compostela

La travesía de la dignidad para algunos se inició cinco días antes. Seis personas peregrinaron el martes 25 de noviembre por el Camino Inglés. Los ferrolanos Carmen Cela e Ignacio Martínez son dos de ellos. “Aquí non viñemos por ningunha forza política. Eu vin por convicción. Foi unha viaxe de cinco días que culminou hoxe, saíndo ás 7 da mañán de Sigüeiro”, nos comentó Carmen. “Foi unha viaxe moi emotiva. Moitas persoas parábannos polo camiño: desempregados, inmigrantes, veciños, etc. Dicíannos: Isto non vai servir de nada”, añadía Cela, que trabaja para el Sergas, como Ignacio. Carmen concluía rebatiendo a esas personas: “Eu creo que as Marchas da Dignidade si que van cambiar as cousas. Xa o están a facer. Os políticos ten os focos postos en nós”.

Como coordinador de la marcha ferrolana estaba Rubén Dopico, que acudió a Obradoiro con el resto de vecinos de la comarca en autobús: “Na Marcha Ferrolana hai plataformas e asociacións como Fuco Buxán e A Revolta de Trasancos. Non obstante sumáronse a nós xente de EU, AGE e o BNG”. Rubén elevando su voz para que pudiésemos escucharlo declaró que llevaba ocho meses desempleado. La EPA (Encuesta de Población Activa) publicaba ese mismo día una ligera mejora en Ferrol de la tasa de actividad, 44′ 3%. Sin embargo, sigue situándose como una de las ciudades gallegas peor paradas con un 29,2 % de tasa de paro según los datos del 29 de noviembre de la EPA. Rubén Dopico declaró además que durante el tiempo que estuvo empleado en la empresa de la que fue despedido, lo que era antes Telvent, sufrió acoso laboral: “É un problema que pasa moi desapercibido a nivel de toda España. A maioría dos casos de acoso laboral quedan sen resolver”.

Otra de las personas de estas tierras con la que nos encontramos fue Rafael Pillado, histórico sindicalista gallego, al que ya entrevistamos para Compostimes: ”Así es como conseguiremos echarlos del Gobierno. Este es el momento de que nos manifestemos y pidamos limpieza dentro de los partidos. Necesitamos un cambio político ya. Espero que este año Madrid vuelva a ser un llenazo para las Marchas”.

Los estudiantes también estuvieron presentes en el 29N #OcupaObradoiro.

El fulgor de los movimientos sociales

Los movimientos sociales serán las nuevas fuerzas políticas de cara a las elecciones municipales para Rafael González, un veterano mariscador e Iris López.

Rafael González es el Secretario General del Sindicato Ferroviario y fue el coordinador de la Columna de Ourense de la Marcha da Dignidade: “La Columna de Ourense está aquí hoy como estuvo en la Marcha de la Dignidad en Madrid. Los ferroviarios y la ciudadanía ourensana venimos hoy a reivindicar que esto tiene que acabar. Que no podemos seguir en esta situación. Esto va a terminar a través de la movilización de la gente”, dijo muy seguro de sus palabras. Se mostró también optimista de cara a las municipales porque se está construyendo lo que llaman Ourense en Común: “Movimientos como las Mareas, Ganemos o Podemos que vienen dispuestos a barrer los ayuntamientos”.

En segundo lugar, un hombre de tez morena, la que distingue a aquellos que se dedican a vivir del mar, estaba de cara al escenario, disfrutando como el resto de la gente de la música en directo. Mariscador veterano con 30 años de experiencia en las aguas de Ferrol y con 56 otoños a la espalda. Él estaba en Obradoiro a título personal, porque no viajaba con ningún tipo de organización. Le preguntamos por la gestión del alcalde Rey Varela con respecto al marisqueo furtivo al haber sido un tema candente en las últimas semanas. Él es mariscador legal pero añadió: “El alcalde no gestiona. Directamente no hace nada por desarrollar la pesca y el marisqueo en Ferrol”. Seguidamente, sobre las municipales: “Espero que tengan fuerza alguna de las mareas o movimientos sociales en las próximas municipales. Sé que al menos nos van a escuchar a diferencia de la Alcaldía”.
“Movimientos como las Mareas, Ganemos o Podemos vienen dispuestos a barrer los ayuntamientos”, el Secretario General del Sindicato Ferroviario
Iris López es traductora de profesión y está afiliada al partido general de Podemos. También es miembro de la asamblea del Barco de Baldeorras y colabora con Podemos Caraballiño y Ourense. Integrantes de las asambleas de Podemos de la provincia estaban en Obradoiro y asistieron a la jornada gracias a uno de los autobuses de Esquerda Unida, nos contó Iris. A pesar de no tener el apoyo del partido general, le preguntamos si van a probar suerte en las elecciones municipales: “O proxecto non vai ser fácil polas divisións, a lei electoral, a financiación dos partidos, o pouco prazo… Pero estase a traballar no programa político. Nós temos o traballo da xente. Se a xente perde o medo, eu creo que podemos ser unha forza importante de cara ás municipales“.


Una bandera pirata ondeaba sobre la de Galicia con la catedral a su espalda. Eran los Piratas de Galicia, un partido que defiende la democracia participativa y la libertad de internet. Nos saluda el Secretario, @Caligari que nos explicó el funcionamiento de la organización: “Son secretario legal porque na práctica non temos líderes nin cúpula. Non nos gusta. Somos asamblearios”.
“Me alegra ver que personas tan variadas vengan a Obradoiro a pedir un futuro digno”, mariscador con 30 años de experiencia
La exsecretaria, @HerNenya, nos explicó los proyectos más importantes: “Comenzamos nuestra actividad apoyando la reapertura de Megaupload y exigiendo la recuperación de datos. Ahora llevamos a cabo proyectos como Parents to Parents, que busca que los libros de enseñanza sean de libre acceso en la web”.

Caligari en este sentido concluía: “As Marchas son unha expresión do que os cidadáns veñen pedindo dende hai anos. Nós sumámonos as súas queixas. Seguiremos pedindo unha política e uns concellos máis transparentes”.

La historia de Maribel Canedo García

Una mujer que se acercó a nosotros tímidamente para vendernos bolígrafos y bolsas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca terminó relatándonos su sobrecogedora historia. Su camiseta verde lima era de la PAH de Oviedo. Así que le preguntamos el porqué de su viaje hasta Compostela.
Se llama Maribel Canedo García, tiene 58 años y comenzó diciéndonos que se encuentra de baja en el trabajo por enfermedad: “Yo estoy de los nervios. Porque mi marido está desempleado y tenemos que pagar la casa. No podemos…”. Su voz comenzó a quebrarse y sus ojos se volvieron llorosos. Le preguntamos entonces si iba a ser desahuciada. Ella contestó: “Sí… Y por eso estoy mal de los nervios”. Prosiguió: “Espero que se solucione todo esto. Porque si no, yo… no quiero vivir. Ya he tenido un intento de suicidio. Son muchos años los que llevamos trabajando para nada. Y mi trabajo me cuesta mucho.

Intentamos animarla. Pero nosotros también estábamos conmovidos e intentamos no exteriorizar la tristeza que nos había producido su relato. Todos los días somos lectores de historias como la de Maribel, pero la realidad es diferente cuando nos la cuentan en primera persona.

Maribel tiene a cargo a su sobrino. Sus hijos son mayores de edad, pero uno de ellos también tiene problemas económicos. Desde hace un año no puede pagar el piso y por eso va a ser desahuciada en unos meses. Le preguntamos entonces cómo llegó a la PAH y es cuando sus ojos empezaron a enrojecer y se le produjo un nudo en la garganta. “Gracias a la PAH he visto una luz que no había visto. Llevo colaborando un año con ellos y es como una familia, estamos unidos para todo. No hay color, ni raza. La PAH me ofrece que no quede con deuda y me ofrece un piso. Gracias a ellos tengo asesoramiento jurídico gratuito”.

Finalmente añadió que pese a haberle costado salir de su casa y vencer el desánimo para llegar a Obradoiro, se alegraba de haber asistido al 29N. Su arrojo y sus ganas de pelear por los suyos fueron la prueba de que tiene ganas de vivir.  “Sí, me alegro de haber venido. Lo hago por la PAH, por todo lo que están haciendo por mí”.

20141129_120510
Marcha da Dignidade procedente de la columna de Milladoiro

Obradoiro cromático con un sentimiento común; la indignación. Un mare magnum de grupos y banderas: la republicana, la nacionalista gallega, CNT, PCG… Los ‘nadies’ son los niños y los adultos. Hombres y mujeres. Son tanto los desempleadas, como los que tienen trabajo. Porque por mucho que les digan lo contrario, los que son ‘nadies’ para algunos, están convencidos de que las Marchas van a ayudar a ganar lo que han venido a reclamar: ‘Pan, traballo e Teito’.

Texto y fotografías por Adrián G. Placer e Irene Picallo Doce.
Foto de portada por Alba Casais. Publicada en «Pan, teito, traballo e dignidade ».
A+ | a-

Séguenos no Twitter